Blogia
La turuta del Titanic

Los Diputados se autoconceden una indemnización para caso de no ser electos.

Los Diputados se autoconceden una indemnización para caso de no ser electos.

Más cara que espalda.

Lo contó Julia Pérez, en "El Confidencial", el 20 de septiembre del año pasado y parece que nadie se hizo eco de la noticia.

Por primera vez, el Parlamento indemnizará a los diputados y senadores que no salgan elegidos en las próximas elecciones, siempre que lleven al menos dos años en el escaño. El presupuesto del Congreso de los Diputados para 2008 tiene previsto un total de 3,2 millones de euros para afrontar estos despidos, que se producirán cuando los españoles voten en las elecciones generales de marzo.

La Cámara Baja prevé que tendrá que indemnizar a 116 diputados, con una media de ocho años de servicio, porque no serán reelegidos. Sin embargo, se trata de una previsión al alza por cuanto es la primera vez que se aprueba una indemnización de este tipo en España. En la Memoria del Presupuesto se especifica que esta cifra ha sido calculada a partir de proyecciones estadísticas.

Las indemnizaciones están incluidas en el Capítulo II del Presupuesto (el que agrupa los gastos corrientes en bienes y servicios) y, en concreto, en su artículo 23 que se ha incrementado en un 34,45% por esta causa. Este apartado ha crecido de 9.459.263,48 euros presupuestados para este año hasta los 12.717.670,78 euros para 2008, según la Memoria del Presupuesto a la que ha tenido acceso este diario. La indemnización media por cada diputado es de 28.000 euros.

La decisión de indemnizar a los diputados fue aprobada en julio de 2006, a través del Reglamento de Pensiones Parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los ex parlamentarios. En su exposición de motivos, se justifica esta decisión en que la actividad política obliga a los parlamentarios a abandonar su ocupación habitual y que, cuando cesan, éstos carecen de cobertura por desempleo. "Pero no hay que desdeñar la necesidad de reciclaje profesional, de reanudación de las actividades industriales o mercantiles, y otras circunstancias semejantes". También se resalta que este tipo de indemnizaciones se dan en la mayoría de los parlamentos de los Estados de nuestro entorno.

Sus señorías se suben el sueldo más que el IPC

La cuantía a pagar a cada parlamentario equivale a "una mensualidad de la asignación constitucional por cada año de mandato parlamentario en las Cortes Generales o fracción superior a seis meses y hasta un máximo de 24 mensualidades. Esta indemnización se abonará mensualmente".

Los presupuestos del Congreso y del Senado también incluyen una subida salarial para los parlamentarios y empleados del 3,5%, un porcentaje superior a la inflación prevista para 2008 y que el Gobierno ha situado en el 3%. Desde el inicio de la legislatura, los aumentos salariales del Parlamento han sido del 3,5% anual, cuando para este año la subida real del IPC está calculada en el 2,4%.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres