Blogia
La turuta del Titanic

Y qué bien lo pasasteis. Que se repita, sin cenizas de por medio. Cómo.

Bien, bien. Una vez que me he dado el gustazo de participaros algunas curiosas imágenes heráldicas, en ejercicio de contradicción flagrante con lo que a continuación diré, me permito proponer que reconduzcamos este blog hacia el fin para el que originalmente fue diseñado. No para comunicarnos entre nosotros, ni para mandarnos chorradicas, que para eso ya está el corr-e, sino para ir diseñando, pergeñando, pariendo, ideas, proyectos, aventuras: o sea, lo que hasta ahora no hemos hecho.

Una reflexión: la jornada de sano esparcimiento en que consistió la santa obra de misericordia de esparcir las cenizas de nuestro Rafa Millán, a la que no asistí, ha dejado huella en quienes estuvisteis/estuvieron. Vuelven los lamentos de qué poco hacemos siendo tan majos como somos, etc. Juando, por ejemplo, me decía que en ningún sitio se siente entre los suyos sino entre nosotros; de JFK, qué decir, habiendo leído lo de su blog; a Lzo se le nota una hemorragia de entusiasmo juvenil casi preocupante: Dios se la conserve.

Jarro de agua fría: a pesar de las buenas intenciones, hay lo que hay, que es poco. Nuestros recursos humanos se parecen mucho a los de los falangistas de la Anábasis, a los sobrevivientes de Alarcos, a los soldaditos de Annual. Y con tales mimbres, emprender grandes la tarea de hacer grandes cestos es seguir la senda de la frustración. Seguro.

Sin embargo, algunas cosas hemos hecho, en un pasado reciente, que han salido aceptablemente bien. El Rastro -cuya estética infográfica, por cierto, está más pasada de moda que la bella Otero- sigue siendo para muchos una referencia importante. Los 2003, Altar Mayor, Encuentros, nos referencian y citan siempre; la publicación del libro que está en trance será fruto de aquel esfuerzo. Otro tanto sucede con la hazaña VKi2, y qué decir de la "CGral", con tántisimos visitantes. Conclusión: lo de trabajar en la Red no se nos da del todo mal, y es eficaz. Está a nuestro alcance.

Un par de empeños se me ocurren en la indicada dirección: uno, que acaricia Púas desde hace mucho, que se podría llamar algo así como "Desengáñate, Paco, que son los de siempre", consistente en hacer un seguimiento político de los asistentes a los festejos del Pentalustro (los XXV años de Paz), que aparecen relacionados en el Boletín de FET. Por lo visto la cosa es prometedora. Se reunieron entonces, creo que el Bernabeu, muchísimos de los que luego serían líderes locales sociatas, de IU... demócratas de toda la vida. El asunto exige pasar un par de mañanas en el AGA fotocopiando los boletines, y en hacer luego un esfuercillo de indagación por la Red y también a través de contactos locales. Hecho todo, publicarlo, y pasar un buen rato.

Otro, ir utilizando las fotos incorrectas que conocéis, poniéndoles letra y referencia ambiental. No es lo mismo hablar del pacto Hitler-Stalin que mostrar a sus ministros dándose el piquito. No es igual contar lo de las sucesivas relaciones de la Balabanov con Mussolini y Lenin que ponerle careto a la intefrecta. O sea, que lo mismo: trabajarlo, publicarlo y pasar un buen rato. Podría ser algo así como una segunda época del "Rastro".

Las relizaciones darían pie a que montáramos una sesión en algún local de las cercanías de Madrid (pagado, off course, ya no en el Valle, que no nos quieren), en la que con un ordenador con conexión satélite (brindo el mío) y un cañón de proyección (proporciónelo quien pueda, o alquílese), se exhibiera lo hecho y se animara al personal, que falta le hace. Aprovecharíamos para organizar una Misa, que no tendría por qué ser en el Valle, en memoria de los camaradas que hacen centinela en los luceros pequeñitos que correspondan.

Eso propongo.

Escribid sobre esto, por favor. Y emprendamos el asunto. Insisto, yo creo que para más no damos.

Saludo,

El Pulpo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres