Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
    Admin

Sigfredo... y su obra

El canal "Mi Tierra", de El Puerto de la Cruz, ha tenido a bien publicar una charleta de Sigfredo Hillers, sobre su obra escrita. Además de en sus páginas, puede accederse también a ella a través de "You Tube", en las direcciones que a continuación se indican:

Jueves, 15 de Abril de 2010 19:32 laturutadeltitanic #. sin tema

José Cªbªnªs escribe sobre la entrevista a Maestú.

Tengo la impresión de que la entrevista a Ceferino L. Maestú no va a dejar indiferente a ningún falangista. Interesa a todos. Y de una forma especialísima a los antiguos militantes del F.E.S., en particular a los de la primera hora. Por lo que a mí respecta -y desde la irrelevancia  de mi  aportación a la historia de aquella “Falange cierta” que fue el “Tinglado”- tengo la necesidad urgente  de gritar  mi alegría y mi gratitud emocionada al escuchar  a Ceferino esa declaración definitiva, humildemente sincera, corroborada por  la expresión de su rostro , por el tono crecido de su voz y el acompañamiento confirmativo del movimiento de sus manos: “Siempre he sido falangista de José Antonio, y lo sigo siendo” (recogido de una forma tan fiel como libre). Quisiera en esta ocasión -si se me permite la insolencia- decir que tengo un sentido casi infalible para reconocer y distinguir a un falangista (La Falange modo de ser y de estar) de un falsario disfrazado de tal, como los falsos monjes del brillante escrito de Narciso Perales. Doy gracias a Dios por este regalo de la entrevista a Ceferino L. Maestú. Y lo digo en todo el sentido literal de la frase.

Recordábamos el pasado febrero las palabras de José Antonio en el entierro de Matías Montero, cuando nos daba la respuesta a la interrogante traidora del demonio de la confusión y de la duda: ¿Es verdadero esto nuestro?, ¿estaremos persiguiendo fantasmas?, ¿no será la nuestra una bella e irrecuperable causa perdida? Y concluía José Antonio con un no rotundo, definiendo, una vez más, el sentido real del falangismo, con la autoridad incuestionable del Fundador, del que la ofrenda de la vida de nuestro camarada caído era garantía perfecta. Como perfecta es la garantía de la declaración de fe falangista  -y de lealtad inteligente-  de Ceferino, al que no se si me hubiese atrevido a llamarle camarada antes de ver y escuchar sus declaraciones. Diré por qué.

Cuando llegué al “Tinglado” (Juventudes Falangistas – F.E.S.) sólo quedaba Sigfredo de aquel grupo de cuatro falangistas que habían decidido recuperar la Falange de José Antonio, frente a la gran mentira del Movimiento Nacional, que la mantenía  secuestrada y desnaturalizada (hacerle perder su naturaleza propia).  Eran cuatro personalidades  diferentes,  todos ellos valiosos. Fieles a su  particular interpretación del compromiso que les pedía su conciencia, siguieron itinerarios diferentes. “Cada caminante siga su camino” escribió Machado a las puertas de un edificio militar en Valencia. Y eso hicieron los cuatro impulsores de aquella idea común de la recuperación para todos nosotros  -y para los que han de venir-  de la Falange de José Antonio. La Providencia dispone a veces las cosas de manera que no se corresponden con la forma en que a nosotros nos hubiese parecido mejor. Pero Dios sabe más. Y es costumbre Suya escribir derecho con reglones torcidos. Luego vienen las grandes sorpresas, que no deberían serlo tanto. Una clara es esta del “descubrimiento” gozoso del Maestú que declara  haber sido sólo joseantoniano, falangista de José Antonio, no franquista ni cosa otra alguna. ¡José Antonio y la Falange: una, sola e indivisible cosa!

Voy a buscar en las publicaciones del viejo F.E.S – Juventudes Falangistas los escritos y declaraciones que coinciden con el mensaje doctrinal que expresa Maestú en sus declaraciones. Y cada uno siguiendo su propio camino.  Ceferino con sus trabajos y luchas en el mundo obreros, sirviendo a la causa del sindicalismo revolucionario, que él había descubierto como una de las bases  de la doctrina falangista. El FES en el mundo juvenil y universitario;  en la denuncia pública de la farsa  ideológica y política del Movimiento Nacional (en particular,  la ilegitima Jefatura Nacional de Francisco Franco);  en  la tarea de difusión ideológica y  proselitismo en todos los espacios de inquietud política; en el empeño por reunir a todos los falangistas dispersos (afiliados o no) en el que sería el gran y malogrado intento de unificación falangista, del que el F.E.S. fue primer impulsor y catalizador entusiasta. ¡Cómo me ha impresionado lo que Ceferino dice sobre la CIA y la Transición española! Tengo mi particular interpretación sobre la “voladura” culposa de aquel fallido proceso de unidad falangista, en el que hubo dinamiteros “ajenos” y “propios”. Todavía recuerdo aquellos “desconocidos” que de súbito aparecieron muy activos, cerca de Raimundo y de otros de los que estaban con nosotros en el grupo promotor de la unidad.  La Torre de Babel fue el resultado primero, que nos llevó a la diáspora como resultado final.

Prometo publicar (con la benevolencia de la dirección de Hispaniainfo)  los escritos y declaraciones de los antiguos del F.E.S. que muestran la  sintonía casi perfecta entre los planteamientos doctrinales nuestros y  los que ahora declara Ceferino L. Maestú. Aunque no teníamos canales de comunicación entre nosotros.  Creo que la “impronta fundacional” de Ceferino, junto a Sigfredo, en la creación del F.E.S., dejó su huella. Yo puedo confirmar esto, porque me pasé -con el resto de los camaradas que nos incorporamos a mediados de los sesenta-  más de una década expresando ideas -sobre todo acerca del Sindicalismo Revolucionario- que no habíamos leído en ninguna publicación de Ceferino, sencillamente porque no disponíamos de ellas. A Ceferino sólo le vi una vez, en el tranvía 61, en el trayecto que iba de Moncloa a Martínez Campos, donde tenía mi parada. Le reconocí por alguna fotografía que habría visto. Lo saludé con alegría.  El estuvo correcto, pero frío: le debió sorprender el asalto de un joven militante del Tinglado que él había co-fundado. Me quedó un cierto regusto amargo, que hoy se ha tornado en todo lo contrario. Se confirma la versión que recientemente me había recordado Sigfredo.

Fue Sigfredo  (como en el caso de Narciso Perales)  el que nos presentó la figura de Ceferino como digna de ser respetada por su valía intelectual y por su espíritu de entrega militante. Aunque el itinerario que nosotros habíamos elegido parecía distanciase cada vez más de los seguidos por ambos desde el encuentro primero, cuando se asumió el compromiso de luchar por LA RESURRECCION DE LA FALANGE DE JOSE ANTONIO, sólo de José Antonio, sin ninguna otra lealtad ni añadidos.  La Falange Cierta, a la que hoy nos ha devuelto  -en el plano de la doctrina joseantoniana confesa- el camarada Ceferino L. Maestú.

A veces, amigos, la vida nos regala estas dedadas de dulce miel.  Lo celebramos y lo agradecemos.

Miércoles, 31 de Marzo de 2010 03:15 laturutadeltitanic #. sin tema

Entrevista, larga entrevista, con Ceferino L. Maestú Barrio.

20100324190641-ceferinomaestu-1-.jpg

En "La vida que viví con los demás, dice de sí mismo:

«-Yo he estado peleando y luchando por un ideal. Con los trabajadores, desde el mundo sindical, con las organizaciones católicas.. con todo el que he podido y nunca he renunciado a mis convicciones, yo he sido falangista, no lo soy actualmente porque la Falange no existe y lo que están pretendiendo hacer con la Falange ahora, eso no es la Falange de José Antonio Primo de Rivera, eso es lo que yo creo y respeto lo que otros puedan pensar. Eso no es la Falange de José Antonio, yo soy joseantoniano, falangista de José Antonio, no lo he sido de Franco, no lo he sido de nadie, sólo de José Antonio Primo de Rivera.»

No cabe énfasis sobre el interés de las entrevistas con Ceferino L. Maestú Barrio que "El Fantasma del Viejo Tinglado" ha instalado en You Tube.

Son muchas. Y largas. Acaso no se puedan ver de corrido. Pero hay que verlas. Y, en lo que pueda cada cuál, difundirlas.

Se encuentran en:

I.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. ENTREVISTA A CEFERINO MAESTÚ (INTRODUCCIÓN) http://www.youtube.com/watch?v=xg0vsLB9E7s


II.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ,  II (MIS MENTORES FALANGISTAS):
http://www.youtube.com/watch?v=Gay1a8qFQOk


III.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTU, III (DE  U.T.S.  A COMISIONES OBRERAS):
http://www.youtube.com/watch?v=a-SF6cKKiPE


IV.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTU, IV (POR LA RESURRECCIÓN DE LA FALANGE JOSEANTONIANA):
http://www.youtube.com/watch?v=G_Ty5m3ipPM


V .-TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, V (ENSAYO DE COOPERATIVISMO EN MONDRAGÓN):
http://www.youtube.com/watch?v=xGYvJna9VM0


VI.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, VI (UN NUEVO PERIODISMO):
http://www.youtube.com/watch?v=jTEaWYW3V90


VII.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, VII (A LA CARCEL POR COMISIONES OBRERAS):
http://www.youtube.com/watch?v=AOoTrnUrXH8


VIII.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, VIII (LA TRANSICION DEL FRANQUISMO Y LA CIA):
http://www.youtube.com/watch?v=tLPAyGAllO4


IX.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, IX (LA FINANCIACION  DEL NUEVO SINDICALISMO):
http://www.youtube.com/watch?v=7mukrfWZQkM


X.- TESTIMONIOS FALANGISTAS. CEFERINO MAESTÚ, y  X (ACTUALIDAD DEL PENSAMIENTO JOSEANTONIANO)
http://www.youtube.com/watch?v=r67EgqvC8k0

Miércoles, 24 de Marzo de 2010 18:55 laturutadeltitanic #. sin tema

Inútiles las cataplasmas. Un mensaje cuaresmal, un aliento revolucionario...

20100307180951-basurita-espana.jpg

¿Alanceamos molinos? ¿Somos, acaso, demasiado pesimistas? ¿Tenemos una visión distorsionada de la realidad? El arzobispo de Burgos parece confirmar que no. Y da recetas.


 

Una sociedad con varios millones de parados, que mata impune y sistemáticamente a sus hijos más inocentes, que administra la justicia según los colores políticos, que miente con descaro y desde las más altas instancias, que viola los pactos más sagrados, que fomenta el odio y el enfrentamiento entre sus miembros, que impide el ejercicio libre de la religión, que destruye la inocencia de los niños desde su más tierna edad, que azuza las pasiones de los jóvenes, que niega que haya acciones buenas y malas con independencia de tiempo y circunstancias, que convierte la escuela en un instrumento ideológico y el poder político en trampolín para el enriquecimiento personal y el medro de los suyos, que se empeña en no tener hijos, en una palabra, una sociedad cuarteada en sus estructuras básicas y removida en sus cimientos éticos es una sociedad decadente y enferma de extrema gravedad.

 

Si tal sociedad fuese creación de un pesimista empedernido o fruto de una imaginación febril, no causaría ningún tipo de preocupación y hasta podría convertirse en objeto de estudio y reflexión. Pero si esa sociedad es la nuestra, si es el ámbito en el que vivimos el día a día de nuestro trabajo, de nuestra familia, de nuestras amistades, de nuestros proyectos y de nuestras aspiraciones, entonces las cosas adquieren un dramatismo inusitado y necesita que le apliquemos de inmediato un remedio radical. Por desgracia, esto es lo que nos ocurre a nosotros. Porque la actual sociedad española es la sociedad decadente y gravemente enferma que he descrito antes. Porque en ella conviven y coexisten todas las lacras denunciadas. Y, además, hasta parte de los mismos eclesiásticos no están a la altura de su misión.

 

Pero esta sociedad, precisamente porque es la nuestra, no debe ser mirada con desinterés, desprecio u odio. Tampoco con un buenismo enfermizo. Necesita ser amada, pero para ser renovada. Ahora bien, dado que las enfermedades que la aquejan son muy graves y tienen carácter de metástasis generalizada, no podemos aplicarle una cataplasma. Y cataplasmas serían todos los remedios que no contemplen una profunda regeneración ética de cuantos formamos parte de esa sociedad. Las estructuras son posteriores al uso y abuso de nuestra libertad. Por eso, ni la justicia, ni la política, ni la escuela, ni la familia, ni la convivencia, ni la economía, ni las finanzas saldrán de la situación calamitosa en que se encuentran si las personas que son jueces, políticos, profesores, economistas, financieros, periodistas y cónyuges no cambian. En caso contrario, haríamos bueno lo que el refranero español sentenció con extraordinaria justeza y sencillez de formulación: “Distintos perros con los mismos collares”. Si quien está enfermo es el perro –la sociedad– es inútil cambiar el material y color de los collares –instituciones y estructuras sociales–. Hay que cambiar a las personas.

 

 Por eso, lo que ahora necesitamos en España con absoluta urgencia es volver a Dios. Tenemos, ciertamente, hambre de pan –paro alarmante–, de cultura –bajísimos niveles educativos–, de bienestar –más y mejores coberturas sociales–. Pero la necesidad más urgente y general es reconocer que tenemos que dar un cambio ético radical, salir de nuestro egoísmo y entrar en la lógica del don, de la gratuidad, de la solidaridad, del respeto mutuo, de la paz social y familiar, de los conceptos de bien y de verdad. Digámoslo claramente: necesitamos reconocernos pecadores, acudir al perdón y reiniciar el camino del bien y de la verdad.

 

Lo decía san Juan Crisóstomo con su acostumbrada belleza: “Necesitamos confesar nuestros pecados y derramar muchas lágrimas, porque estamos pecando sin remordimiento, porque nuestros pecados son grandes”. La Cuaresma, que acaba de empezar, es una oportunidad de oro. Para todos: ciudadanos, cristianos, eclesiásticos.

 

Francisco Gil Hellín, Arzobispo de Burgos.

 

 

 

Domingo, 07 de Marzo de 2010 18:09 laturutadeltitanic #. sin tema

Matías Montero. J. Cªbªnªs.

20100213022130-montero-1-.jpg

Par que viera la luz en Hispaniainfo, escribió J. Cªbªnªs, tiempo antes del aniversario del sacrificio de Matías Montero, este texto.

Lo publicamos aquí días después.


 

Da igual el número del aniversario que marque el próximo día 9. Cuando en la Falange se vivía el Modo de Ser propio, cuando las conductas personales daban razón a la Ética y al Estilo falangistas, cuando el rigor intelectual era un ejercicio exigido, es decir, antes de que la mediocridad y la infidelidad convirtieran aquel proyecto juvenil revolucionario en la actual caricatura de la diáspora, allí estaba -erguida en su sencillez y autenticidad- la figura de nuestro hermano y camarada Matías Montero y Rodríguez de Trujillo. Solo lo verdadero prevalece. Matías Montero tiene el valor de lo permanente.

A la edad de once años me alisté en la Centuria Matías Montero, de las Falanges Juveniles. A lo veintiuno conocí el Frente de Estudiantes Sindicalistas (F.E.S.)- Juventudes Falangistas, por un panfleto repartido en la Ciudad Universitaria convocando al primer 9 de Febrero al que asistí: otra vez Matías Montero. Años después, de forma inopinada, en una visita a un cementerio de Carabanchel, me encontré frente a la sepultura de Matías Montero. Me sorprendí y me conmoví. El nombre de nuestro camarada estaba escrito sobre una lápida muy humilde, abandonada, creo recordar que estaba partida y en muy mal estado. Y ahora me pregunto si este abandono de la tumba de Matías Montero no se corresponderá con la imagen de otro abandono mucho más doloroso: la deserción de sus camaradas de hoy, nuestra infidelidad para con el compromiso militante (no es obligada la afiliación) de ganar para España la cosecha que sembró su muerte. Si algunos pudiéramos imaginar que existen unos “ángeles custodios” de la Falange -como figura poética- de entre nuestros Caídos, con audacia de flecha de once años, yo me pido a Matías Montero.

Matías Montero es la  figura de mayor trascendencia para la Falange después de la de su Fundador. Es más, fue  Matías Montero quien hizo de José Antonio el líder definitivo e indiscutible de la Falange. Porque por Matías Montero José Antonio y la Falange se hicieron una, inequívoca e indivisible cosa. Hasta el final. Y para siempre. Quiero reproducir unos párrafos del capítulo XVI, "José-Antonio y la Juventud", del libro "Un Pensador para un Pueblo", de Adolfo Muñoz Alonso.

“El 9 de Febrero de 1.934, el alma y el cuerpo de José Antonio se estremecieron al comprobar el alcance trágico de su retórica política, y al día siguiente, en la inhumación de Matías Montero, José Antonio Primo de Rivera decidió el destino de su vida, arrancando los últimos esmaltes a sus compromisos de salón…..
..José Antonio Primo de Rivera fue ganado definitivamente para España el 1O de Febrero de 1934. Ese día se operó en José Antonio la transustanciación de sus ideas en la carne y en el alma de sus ser y fue ya siempre fiel a la juventud, simbolizada y personalizada en Matías Montero.

No le abandonó nunca la presencia en el recuerdo, actuando en él como una palpitación cruenta, como un sacramento de carácter, como una lágrima transparente en sus ojos. La Falange debe a Matías Montero la gracia de la seriedad profunda y José Antonio el compromiso existencial de su entrega. Desde ese día, José Antonio no encontró espacio para las sonrisas y ya no le importó -hasta cierto punto provocó- el testimonio personal de su muerte, como ejemplo de autenticidad.

José Antonio aceptó la lección magnífica del silencio de uno de sus mejores camaradas. La reacción del fundador de la Falange ante la muerte de Matías Montero no se ha valorado suficientemente. Fue una reacción sorprendente para quienes todo lo confiaban a las represalias, sin advertir que José Antonio represalió en su alma la indignación y la ira, purificando su dolor. Desde ese momento, José Antonio ofreció su rostro a la muerte como deber de conciencia. El “gracias por tu ejemplo, hermano y camarada Matías Montero y Rodríguez de Trujillo, esconde este profundo significado ascético. Las frases del epitafio fónico: “Que Dios te de su eterno descanso y a nosotros nos niegue el descanso hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte”, no es un deseo: es una satisfacción penitencial. El: “Por última vez: ¡Matías Montero y Rodríguez de Trujillo! ¡Presente!” no fue una despedida: fue un golpe de ataúd, del que José Antonio no quiso apagar jamás los ecos ni el significado.

………”Buena piedra de toque es esta para conocer la calidad de nuestro intento. Cuando dudemos, cuando desfallezcamos, cuando nos acometa el terror de si estamos persiguiendo fantasmas, digamos: ¡No!, esto es grande, esto es verdadero, esto es fecundo; si no, no le hubiera ofrendado la vida -que él, como español, estimaba en su tremendo valor de eternidad- Matías Montero”. No hay duda de que la persistencia del recuerdo le penetra, le conforta y le lanza. La muerte de Matías Montero confirmó a José Antonio el sacramento militar de la confirmación política.

Hasta aquí el resumen del impresionante escrito de Adolfo Muñoz Alonso. Lo traigo a este nuevo aniversario del asesinato de nuestro camarada para que todos nosotros consideremos lo que la figura de Matías Montero representa en la Falange de José Antonio. Cuando hablemos de la reconstrucción y recuperación de la Falange, de la unidad de los falangistas, de la fidelidad a la doctrina,  y de todas estas cuestiones que nos interesan,  tengamos presente a Matías Montero. Y, sobre todo, no olvidemos que él hizo que, para siempre, la Falange y José Antonio sean una, inequívoca e indivisible cosa, para que nadie pretenda introducir elementos de confusión y de falsificación de los contenidos doctrinales de la Falange de José Antonio.

Sábado, 13 de Febrero de 2010 02:15 laturutadeltitanic #. sin tema

Falange, fascismo. J. Cªbanªs

20100202094614-thomasmo-1-.jpg

Al final tendremos que hablar de “Falange y Fascismo”. La Concepción del Mundo, la cristiana. La Verdad sobre el Hombre, su dignidad, su integridad y su libertad, como hijo de Dios, portador de valores eternos. El Estado al servicio del Hombre, no el Estado Totalitario que dicta y dispone sobre el destino individual y colectivo. Las formas de convivencia libre, armoniosa y democrática, de la que el Sindicalismo Revolucionario que propusimos los falangistas era, al menos, un intento por encontrar fórmulas que reconcilien los derechos e intereses del individuo con los derechos e intereses de la comunidad. Nada que ver con el Fascismo.

El Régimen de Franco sí tomó muchas ideas y fórmulas de organización política, sindical y social del Fascismo italiano. Las raíces de la ideología falangista se identifican más con Thomas More y su Utopía, o con en el Personalismo de Emmanuel Mounier, por poner dos ejemplos. Yo siento una gran admiración por Thomas More, que siempre me ha parecido un falangista de su tiempo, que compartía con José Antonio un catolicismo sin fisuras, un patriotismo crítico (se enfrentó al Rey) y una muerte con honor: por la fidelidad de ambos al sentido de la existencia que compartían… Morir con Honor. Es decir, dar la vida por ese Valor Moral que obliga a cumplir -hasta el extremo- con el deber para con Dios, para con los demás y para con la propia dignidad personal. Y Honor por Amor, que es el único honor por el que merece la pena todo sacrificio. Tampoco esto tiene nada que ver con el Fascismo.

No hace falta ser catedrático para sostener una teoría y estar equivocado. Baste constatar que sobre una misma cuestión -como todos los mortales- sustentan opiniones contrarias. De nuestro camarada Adolfo Muñoz Alonso (q.e.p.d.) se contaba que proponía a sus alumnos una teoría sobre un tema cualquiera, y argumentaba con tal solvencia que todos ellos quedaban convencidos; para a continuación proponer y argumentar con igual destreza la teoría contraria, y conseguir idéntico resultado de convencimiento de los discentes. Pura virguería intelectual. Y un aviso para que no nos dejemos impresionar por los discursos brillantes, sino que apliquemos el análisis crítico propio. No vayamos a decir tonterías por la “propiedad transitiva”  (el catedrático dice una tontería, el discípulo la repite, y al final, por la “propiedad transitiva”, la primera y misma tontería contamina a un tercero).

Nos parece a algunos que el mejor método de análisis sería ir a la fuente: ver qué dice José Antonio, una vez que ya ha fundado la Falange y ha establecido las verdades doctrinales fundamentales. Y, como complemento definitivo, haber “VIVIDO LA FALANGE”, que no es sólo un modo de pensar (una teoría política), ni sólo un modo de estar en política, ni sólo un sentimiento; sino, fundamentalmente, UN MODO DE SER. Es la supremacía de la ESENCIA sobre la EXISTENCIA. Es por lo que las razones del corazón se subordinan al amor de la inteligencia. Así podremos ser capaces de saber qué es la Falange de José Antonio, a qué obliga el ser falangista. Y aprenderemos, a primera vista, a distinguir quién y qué es falangista; y quien o qué son un fraude. Esto tampoco es el Fascismo. Este es, sobre todo, un “socialismo de origen” (Mussolini, líder radical del Socialismo italiano), que un día “descubrió” el Imperio Romano e inventó el FASCISMO. Algún camarada malicioso veía en éste un modelo para el PSOE, que con poquísima originalidad y más modestamente, “descubrió” un día a la Guardia Civil e inventó el GAL.

El Fascismo es Nacionalismo en estado puro. Y el Imperialismo, su consecuencia natural. José Antonio condenó, sin paliativos, al Nacionalismo como “individualismo” de los pueblos. Y frente al Imperialismo que conquista y somete a las naciones al Poder de la Metrópoli, contrapuso el valor universal y solidario del mejor Imperio Español, que “arrebató a la barbarie continentes desconocidos para incorporar a quienes los habitaban a una empresa universal de salvación”. Los hombres suelen -por su egoísmo y ambición de poder-  malograr los mejores y más hermosos proyectos solidarios. Pero el espíritu y la letra de la obra de España en las Indias son todo un canto a la Civilización Cristiana y a la grandeza humana de la mejor Reina de toda la Historia, Isabel de Castilla. Cada indio era reconocido como Hijo de Dios (tan cristiano como el más viejo de los cristianos) e hijo de la Reina (tan español como el primero entre los españoles),  por lo que, según la Ley de Indias, no podía ser sometido a esclavitud. Y que rabien en sus tumbas los que escribieron la Leyenda Negra, los “bolivarianos” gualtrapas del Chavismo circense  y los imperialistas todos que han exterminado pueblos y culturas, mientras que España elevaba el Mestizaje a la categoría de humanismo fecundo y libertador. Hay que decirlo alto y claro. Los respetos humanos y los complejos políticos no pueden resistir el valor de la verdad histórica. Todo esto que nos explicó José Antonio tampoco tiene nada que ver con el Fascismo.

Decía que el Fundador de la Falange condenó el Nacionalismo como “individualismo” de los Pueblos. Quien quiera leer uno de los escritos falangistas más brillantes por su contenido y de una belleza literaria que emociona, que repase el breve artículo de José Antonio “La Gaita y la Lira”. Y que extraiga las conclusiones que en él se contienen. Es un impresionante alegato contra los nacionalismos egoístas y disgregadores. Y también contra los contenidos nacionalistas de los Fascismos. En nombre del Nacionalismo se han cometido grandes crímenes y genocidios. Nacionalismo fue el Nacional-Socialismo alemán; Nacionalismo fue el Estalinismo (nacionalismo soviético); y Nacionalismo fue el Fascismo italiano (este de un perfil, en honor a la verdad, infinitamente menos agresivo y nefasto. De ahí, posiblemente, las adhesiones que aún recibe entre los votantes italianos).

Martes, 02 de Febrero de 2010 09:46 laturutadeltitanic #. sin tema

...la patria a Morazán, agradecida.

20100125201223-moraz-c3-a1n-1-.jpg

Plaza mayor capitalina. Para unos, los hondureños en general, imagen fiel de José Francisco Morazán Quezada, manufacturada en la casa Thiébaut Hermanos por el escultor "Morice". Para otros, el mismísimo mariscal Ney, que la encomienda de frescales destacada a París para adquirir la estatua, habría fundido en francachelas los fondos para la fundición y se habría satisfecho con cargar a bajo precio -corrían los años de la caída del Imperio- con un bronce del prócer napoleónico a la sazón arrumbado. Morazán, criollo sin más letras regladas que la primeras, aprendió algunas otras empeñado de zurupeto de escribanía y asistente luego del corregidor de Tegucigalpa, lo que le dio viento para enfrentarse al emperador mexicano Agustín de Iturbide, que si Honduras no dependía de España, por qué iba a hacerlo de los vecinos del norte, y dar puñadas, sin fortuna pero con brío, por el imposible de lograr la unidad de los paisitos centroamericanos. Si Morazán no nació entre blondas, Ney era hijo de un tonelero lorenés. Y allí está, como la Puerta de Alcalá, pero al otro lado del charco, con sus águilas y sus galas bonapartianas. Fuera lo que fuera, por qué no unirnos a la gratitud de los hondureños a su líder preclaro: la patria a Morazán, agradecida.

Lunes, 25 de Enero de 2010 20:12 laturutadeltitanic #. sin tema

Entrañable, incombustible.

20100121204928-santiago-1-.jpg

"Ávila Digital" tiene instaladas en "You Tube" unas imágenes de Santiago Fernández Olivares, no tan interesantes como serían las que resultaran de una entrevista articulada, a las que se puede acceder por:

http://www.youtube.com/watch?v=jKEwtvfMMRw

Jueves, 21 de Enero de 2010 20:49 laturutadeltitanic #. sin tema

Memoria histórica.

20100121203421-n-atletico-de-madrid-la-historia-45867-1-.jpg

No es de ayer. Pero acaso es el mejor anuncio jamás visto en TV:

http://www.youtube.com/watch?v=uNxaOhr_sc0

Jueves, 21 de Enero de 2010 20:34 laturutadeltitanic #. sin tema

"Españoles que no pudieron serlo", de Ullate.

20100117011325-9788492654185-1-.jpg

Nuestro querido José-Antonio Ullate Fabo, de Pamplona, autor de "La verdad sobre el Código Da Vinci" y "El secreto masónico desvelado", ha publicado "Españoles que no pudieron serlo: la verdadera historia de la independencia de América".

Se ve que, sin acuerdo previo, somos varios los que ponemos en el mismo sitio el foco de nuestra atención.

La referencia bibliográfica es Editorial Libros Libres, Madrid, 2009, ISBN: 9788492654185.

De leer.

Domingo, 17 de Enero de 2010 01:12 laturutadeltitanic #. sin tema

El fraude del régimen político actual. Sigfredo Hillers.

20100117004925-sigfredo.jpg

 

Por la ruta:

http://www.mitierratelevision.com/?com=MuestraClip&Clip=481

se accede a la entrevista que ha concedido Sigfredo Hillers a la televisión canaria "Mi tierra", de El Puerto de la Cruz.

También es accesible, seccionado en cuatro archivos, en You Tube, por las rutas:

SigfredoHillersElfraudedelregimenpoliticoactual_1de4

http://www.youtube.com/watch?v=k_WqbhQsx1w

SigfredoHillersElfraudedelregimenpoliticoactual_2de4

http://www.youtube.com/watch?v=Lum6OOVbOPg

SigfredoHillersElfraudedelregimenpoliticoactual_3de4

http://www.youtube.com/watch?v=8UMrC8MG0l4

SigfredoHillersElfraudedelregimenpoliticoactual_4de4

http://www.youtube.com/watch?v=xfr8sFeqDKs

Son cuarenta minutos nomás.

De ver.

Viernes, 15 de Enero de 2010 21:11 laturutadeltitanic #. sin tema

La Dictadura de Primo de Rivera, una oportunidad para la mujer.

20100114210635-primo-rivera02-1-.jpg

Poco frecuentes son los elogios a los aspectos positivos que tuvo la Dictadura de Don Miguel Primo de Rivera.

Por insólito, por veraz, por interesante, es bueno leer y divulgar el trabajo de Ana Díaz Fernández que ha publicado la UNED, Departamento de Historia Moderna y Contemporánea, en:

http://e-spacio.uned.es/fez/view.php?pid=bibliuned:ETFSerie5-7BF14B0E-2B0E-D915-2531-D21212313295:

página desde la que se accede a un archivo pdf, al que también se puede llegar directamente por la ruta:

http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:ETFSerie5-7BF14B0E-2B0E-D915-2531-D21212313295&dsID=PDF

Lo ha descubierto -claro- Frc Blncº.

Jueves, 14 de Enero de 2010 21:06 laturutadeltitanic #. sin tema

Un peluche en el prostíbulo.

20100112141700-trata-blancas-1-.jpg

Esto no tiene nada que ver con la política, ni con la historia, ni con la revolución, pero sí con la emancipación americana, con la emancipación a la que cabe aspirar de las cautivas del catre y la jeringa, que abundan, allá, acá y acullá, antes, como en la imagen que evoca el cuadro de Sorolla que encabeza estas líneas y ahorita mismo, como denuncian, con tanta frecuencia, las páginas de la prensa. Es tan certero y está tan bien escrito que no me he resistido a transcribirlo y ofrecerlo a nuestros lectores.

Su autor es Mons. Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos  Bien por él.

Oplup


Daniela tiene 13 años y está en 6º grado en una escuela del norte argentino. Cuando forman en el patio de tierra colorada para izar la Bandera de la Patria, ella es la más alta. Se atrasó dos años porque ayuda en casa cuidando a sus hermanitos y a algunos hijos de los vecinos. Es una tarea que desarrolla muy bien y le gusta. De grande dice que va a ser maestra jardinera.

Una vecina le contó a su mamá de una sobrina que trabaja en Buenos Aires cuidando los hijos de una familia de plata: "A Verónica le va muy bien. Gana unos pesos y le hacen estudiar el secundario. Si sigue así, dicen que va a ir a la facultad".

La oferta era buena. A la Rusita -así le dicen a Daniela por sus cabellos rubios y ojos claros- le gustó la idea. Además, también en esos meses se habían sumado para probar suertes parecidas Maribel, Celeste y Guanda, que eran de familias conocidas de unos pueblos cercanos.

La despedida fue sencilla y sin mucha emoción. Daniela llevaba puesto un vestido rosado con puntillas blancas y los zapatos de la comunión, que le apretaban un poco, pero eran los únicos que tenía. Como estaba lloviendo mucho fue inevitable salpicarse con barro colorado. Las habían ido a buscar dos matrimonios en dos autos. Antes de partir se sacaron varias fotos con toda la familia y algún vecino.

Daniela llevaba un bolso pequeño y un osito "aviador" de peluche. Desde chiquita soñaba con poder mirar cómo serían las casas y los árboles desde el cielo.

Después de andar unas 5 horas pararon en una estación de servicio. Mientras compraban unas galletitas, sonó el celular de uno de los matrimonios. Con cara de preocupación uno de los hombres les dijo que las familias de Buenos Aires habían tenido que viajar de urgencia por unos días, y que esperarían en una casa por ahí cerca hasta que regresaran. Ya estaba entrando la noche. Hicieron dos horas más de viaje y algunas se durmieron. Llegaron a una casa rara y oscura cerca de una ruta, y allí las dejaron. Nunca más vieron a esos matrimonios.

Dos hombres y una mujer grandes llevaron a las cuatro chicas a una pieza con dos camas. Allí iban a dormir. Les dijeron que para pagar la comida de "esos días" y mandar plata a casa iban a tener que acostarse con algunos hombres y hacer lo que ellos les pidieran. Cuando Maribel dijo que no con un grito, la mujer le dio un sopapo que le hizo salir sangre de la boca, y uno de los hombres le pegó con el cinturón. Después se la llevaron, dijeron que a otra casa.

A las tres les sacaron la ropa que tenían puesta y les dieron ropa de "mujeres grandes", que ellas no conocían. Ellas sabían que dejar que los hombres les hicieran cualquier cosa estaba mal. Una vez la mamá de Guanda le contó que un vecino había violado a su sobrina y cómo le había arruinado la vida a la pobrecita. Ellas también habían escuchado que alguna compañera de la escuela o alguna vecina era sometida sexualmente por el papá o el padrastro o por alguno de los hermanos, y nadie las protegía.

Esa noche, ya muy tarde, las sacaron a patadas de la pieza y las hicieron "trabajar" por primera vez en otros sucuchos. Había mucho olor a vino, a cigarrillo, a humo. Se veía muy poco y la música estaba muy fuerte. Fue horrible.

"Sus leves huesos en cruz /meciéndose en suave luz/ el tipo que la acaricia / y ella novicia llorándose", tomado del tema Novicia, de Víctor Heredia, parece escrito para ellas.

A las dos semanas las separaron a las tres, y ya no volverían a verse. Permanecían unidas por el horror y el espanto.

Les retuvieron los documentos. Cada tanto las atormentaban mostrando la foto de la familia y amenazando con hacer mucho daño a alguno de sus seres queridos ya tan lejanos. Noche tras noche les hacían sentir la humillación.

A Daniela la llevaron a otro lugar y a los 3 meses, a otro; así, cada tanto la cambiaban. Varias cosas ella recuerda como "una vez". Y es así que "una vez" una de sus compañeras logró escaparse. A los tres días la encontraron y "la pagó cara". Le pegaron un buen rato delante de algunas, y otras cosas que la Rusita prefiere no contar. Era castigo para la fugitiva y advertencia para las otras.

En otra ocasión "una vez" escuchó en la radio una propaganda por el Día del Niño y se puso a llorar. Cada tanto le pasaba. Para el Día de la Madre, Día del Padre, Navidad... ¡Cuántos recuerdos arrancados y robados!

Como a los dos años la hicieron quedar embarazada. Así nació Lautaro. Una mujer grande se encargaba de cuidarlo mientras ella trabajaba. Si alguna vez se quejaba, ahora la amenaza era con "la luz de sus ojos".

Dos o tres veces al año caía la policía. Ella nunca supo cómo en esos lugares se enteraban antes y a las que eran más chicas las sacaban rápido en un auto que siempre estaba listo para escapar.

También la obligaron a drogarse y la hicieron adicta para tener un modo más de retenerla y obligarla a "portarse bien" con los clientes. Se acordaba de que cuando "era chica" portarse bien era otra cosa.

Una noche "falló" el aviso o no arrancó el auto, y llegó la policía.

La Rusita tenía 17 años. Algunos de los clientes se fueron. A los "dueños" del local los llevaron presos. No se sabe si por mucho tiempo.

Daniela no se acuerda en qué "casa de tolerancia" quedó su oso "aviador" de peluche. No se acordaba de sus sueños de maestra jardinera o de mirar las casas o los árboles desde el cielo. Había estado viendo la vida y los hombres desde el infierno.

La vergüenza y el miedo son sus compañeros permanentes. La primera le impide volver a casa y encontrarse con su gente. El segundo es por si la vuelven a secuestrar. Le cuesta mucho vencer la adicción. Y como una ventana hacia la esperanza, la mirada y la sonrisa de Lautaro le dan fuerza cada día.

Conoció días y días, horas y horas de pasillos y salas de espera: comisarías, hospitales, juzgados, oficinas, psicólogos, trabajadores sociales... En un par de ocasiones reconoció a dos de sus "clientes". No sabe si ellos la reconocieron.

A los 3 meses el prostíbulo volvió a abrir sus puertas con el nombre "Tus sueños hoy". Y aquí no ha pasado nada. ¿No ha pasado nada? ¿Podemos decir que aquí termina la historia de la Rusita?

Daniela, Maribel, Celeste, Guanda y cientos por año -también varones- son secuestrados con engaño o con violencia, y dedicados a la explotación sexual en las rutas o ciudades para la diversión (?) y el placer (?) de enfermos o sanos cómplices del secuestro, la tortura y la humillación de niños, niñas y adolescentes. Dinero, poder manchado con sangre que brota de los cuerpos frágiles y las ilusiones vulneradas.

De víctimas y victimarios

La trata no es "un tema". Son vidas destruidas. Derechos pisoteados.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Internacional de los Derechos del Niño, la Constitución Nacional, las constituciones provinciales y hasta los libros sagrados de las diversas religiones son tirados al retrete más lleno de excremento con cada niño o niña que es secuestrado y torturado para el comercio sexual.

Durante el año pasado, en operativos policiales fueron rescatadas de las redes dedicadas a la trata de personas 257 mujeres, de las cuales casi 80 eran adolescentes. ¿Es esto todo? ¿O será la punta del iceberg y lo más grueso aún está oculto? ¿Pensaste, lector? Yo pienso lo mismo.

Con ocasión de la reciente sanción de la ley nacional Nº 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas ha habido excelentes artículos e investigaciones periodísticas que nos acercan esta realidad que nos duele.

Vivimos en una sociedad esquizoide o farisaica. Al decir de Jesús, "filtramos el mosquito y nos tragamos el camello". ¿Cómo?: prohibimos el uso de animales en el circo para diversión de los niños, pero no se controla y condena el uso de los niños para divertir a algunos adultos; o parece aceptable si son mayores de edad. Qué loco, ¿no? Y, además, a los lugares donde tales cosas suceden se les llama "casas de tolerancia". ¿Puede creerse?

En todo esto hay una "lógica" (?) perversa, que es la de pensar -o aceptar- que la sensación de vacío y soledad o de frustración afectiva de alguno deba ser "consolada" o saciada por una mujer (joven o adulta), obligada a hacerlo por dinero o por violencia.

O que ese "hombre", que suele comer en casa o reunirse con amigos, alguna noche "necesita" que alguien (una mujer) con poca ropa le sirva una copa, y que además por lo que paga esté habilitado para acariciar o reclamar caricia genital u otro sometimiento. Y que esto sea aceptado socialmente como "normal". ¿No será tiempo de proponer y legislar para que quien esta carencia tenga se arregle en casa como pueda? Para esos "hombres" que viven en la ciudad o trabajan en la ruta y se sienten solos y necesitados de afecto, ¿no habrá que pensar en construir en cada estación de servicio de combustible un gabinete psicológico para quien esté deprimido, y una máquina que expenda bebidas y le susurre cosas chanchas al oído? ¿Parece ridículo esto? A mí también. Pero me parece más horrendo lo de ahora.

Al que le quepa el sayo, que se lo ponga. Ya vemos qué producen los cobardes y corruptos.

Y nosotros, los adultos -todos-, debemos cuidar a nuestros pequeños con montones de ternura.

Los peluches deben ser guardianes de los sueños en tiempos de blanca inocencia, pero en casa.

Lunes, 11 de Enero de 2010 17:23 laturutadeltitanic #. sin tema

Bernardo de Gálvez y la Revolución Americana

20100109232231-galvez-20br-1-.jpg

Manda este texto Isªªc Frrro. Puede tener interés para el tema que muchos tenemos en cabeza, aunque propiamente se refiera a episodios anteriores a aquéllos en que tenemos ahora fijada la atención. Es de Manuel Pastor, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid, director que fue del Real Colegio Complutense en la Universidad de Harvard. Fue publicado en el Semanario Atlántico.

La imagen que encabeza estas lineas procede de la página "Louisiana’s Military Heritage: Battles, Campaigns, and Maneuvers", en la que se da noticia de cómo las fuerzas españolas, bajo el mando de Gálvez, atacaron la guarnición británica de Fort Richmond, en Bâton Rouge el 21 de septiembre del 79, que fue capturado, lo que propició la pronta rendición de Fort Pannure, en Natchez, quedando así bajo control español la rivera del río Misisipi.


 

En septiembre de 2008, el nombre de Galveston estuvo en los noticiarios de todo el mundo por haber sido la principal víctima del huracán Ike: igual que hiciera un antepasado suyo en 1900, dejó un rastro trágico de destrucción en la isla-ciudad tejana.

Pocos españoles, y también pocos americanos, saben que el nombre de esta localidad se debe al gobernador español de la Luisiana y héroe de la Independencia americana, después virrey de Méjico, Bernardo de Gálvez (1746-1786). En realidad, pocos españoles y americanos saben quién fue Bernardo de Gálvez.

Nacido en Macharaviaya, Málaga, el 23 de julio de 1746, Bernardo de Gálvez cursó estudios militares en la Academia de Ávila; estudios que puso en práctica en distintas guerras: contra Portugal (1762), contra los Apaches del norte de Méjico (1769-70), incluso en una expedición a Argelia (1775).

En 1776 fue nombrado coronel, y asignado al regimiento de la Luisiana, justamente cuando se iniciaba la rebelión independentista de las colonias americanas contra Gran Bretaña. Es entonces que empieza a forjarse su relevancia histórica. Morirá en la Ciudad de Méjico el 30 de noviembre de 1786.

En 1776, su tío José de Gálvez, ministro de las Indias en el gobierno de la Monarquía de Carlos III, ante la indecisión del Consejo en lo relacionado con intervenir o no contra Inglaterra, ordenó al gobernador de La Habana que enviara agentes secretos a Pensacola, Jamaica y otras áreas de control británico, y con seguridad influyó o decidió que, a partir del 1 de enero 1777, Bernardo de Gálvez asumiera el cargo de gobernador en funciones de la Luisiana. Como ha escrito Tregle Jr., Gálvez llega a ser Gobernador en funciones e Intendente de la Luisiana el primero de enero de 1777, iniciando lo que va a ser el período más brillante y exitoso de la administración de la colonia bajo el Imperio español.


En noviembre de 1777 nuestro hombre contrae matrimonio con Felicité Destréhen, una joven viuda de la influyente familia criolla St. Mexent. Gálvez impulsará el crecimiento de la Luisiana incrementando las exportaciones de la colonia, bajando los impuestos y propiciando la inmigración de españoles –especialmente de las islas Canarias (los isleños)–, alemanes de Maryland y Europa, americanos leales a la Corona británica y católicos de la Acadia.

Dupuy y Hammerman sostienen que entre 1777 y 1779 Bernardo de Gálvez trabajó con éxito y en secreto para debilitar las posiciones británicas en el Sur. Cuando, finalmente, en el verano de ese último año, y en virtud de los pactos de familia con Francia, España entra en la alianza contra Gran Bretaña, Gálvez toma puestos militares británicos en lugares como la ribera del Mississippi, Manchac, Baton Rouge o Natchez, asedia Mobile (marzo de 1780) y consigue la rendición de los británicos en Pensacola, el 9 de Mayo de 1781, poniendo fin al control británico de West Florida y sentando las bases para la recuperación para España de toda la Florida y la desembocadura del río Mississippi (v. Tratado de Paz de 1783).

En 1781 Carlos III nombra a nuestro hombre capitán general de Cuba y gobernador de la Luisiana y la Florida Occidental. Durante su mandato se fundaron dos colonias españolas en el primero de esos territorios: Gálvez Town (no confundir con Galveston, nombre que dará José de Hevia a la isla-bahía-población tejana en 1785) y New Iberia. La Corona española le honrará con los títulos de Vizconde de Galveston y Conde de Gálvez.

En 1785 Bernardo sucederá a su padre, Matías de Gálvez, como virrey de Nueva España, con autoridad sobre Cuba, la Luisiana y las Floridas. Pero, como ya vimos, sólo un año después, a los 40, entregará la vida en Ciudad de Méjico.

Durante su breve etapa de virrey, Bernardo de Gálvez contribuyó a la colonización y administración de las provincias interiores del virreinato, inmensos territorios que hoy día forman parte de los Estados Unidos (California, Arizona, Nuevo México, Utah, Colorado, etc.), y dio a la imprenta dos importantes documentos históricos: Instrucción para el gobierno de las Provincias Interiores de Nueva España y Notas y reflexiones sobre la guerra con los indios Apache en las Provincias de Nueva España.

Sábado, 09 de Enero de 2010 23:22 laturutadeltitanic #. sin tema

El Imperio Español en JERARQVIA ( IV )

20100108211053-ballesteros-3.jpg
Viernes, 08 de Enero de 2010 21:11 laturutadeltitanic #. sin tema

El Imperio Español en JERARQVIA ( III )

20100108210643-jerar.-ballesteros-2.jpg
Viernes, 08 de Enero de 2010 21:07 laturutadeltitanic #. sin tema

El Imperio de España en JERARQVIA (II)

20100108204552-ballesteros-1a.jpg
Viernes, 08 de Enero de 2010 21:02 laturutadeltitanic #. sin tema

El Imperio de España en JERARQVIA ( I )

20100108205401-jerarqvia.-ballesteros-1.jpg
Viernes, 08 de Enero de 2010 20:58 laturutadeltitanic #. sin tema

El Imperio de España en JERARQVIA (1937)

20100108203839-jerarqvia.-portada.jpg

MANUEL BALLESTEROS  GAIBROIS, formó parte del equipo que reunió en Salamanca  el sacerdote Fermín  Yzurdiaga   que junto  con  Ángel María  Pascual , realizaron  labores  de Prensa  y  Propaganda   de la  recién unificada  FET y de las  JONS ,  que  en febrero de 1938   pasaría a manos de Dionisio Ridruejo.  De sobra es conocida  su posterior  dilatada  labor  como  catedrático  de Historia  Hispanoamericana en la  antigua  Facultad de Filosofía y Letras de la Complutense. Tuve el honor de asistir a algunas de  sus clases magistrales en la década de los sesenta. Todavía, hace algunos años (en 1996) y con motivo de las bodas de plata de mi promoción, asistió  a una cena  conmemorativa con sus antiguos  alumnos.  Me  sorprendió  su extraordinario estado de salud, ya que en  absoluto  aparentaba los más de ochenta años que seguramente tenía.  Manuel Ballesteros, Entrambasaguas, José Romero Escassi,  Camón Aznar,  Santiago Montero Díaz… fueron todos ellos maestros inolvidables de aquella Facultad de Letras donde todavía existían reductos donde  la enseñanza de  todo lo clásico  y español  (historia, arte, literatura,  cultura)   no  era algo vergonzoso.  Traemos hoy aquí un trabajo  suyo de octubre de 1937 ( El  Imperio  de España )  publicado en una excelente revista  falangista llamada JERARQVIA,  quizás demasiado  buena y  costosa   en todos los sentidos ( colaboradores, tipografía, diseño, proyecto )  para la época y que desapareció  tras editar únicamente cuatro ejemplares. Ballesteros  realiza aquí  un repaso somero, pero profundo,  del  auténtico concepto de Imperio, de sus  enormes diferencias  con  otros,   de las huellas  de la romanización  y de la  herencia de la  España de los Reyes  Católicos y el  Nuevo Mundo.    José Lorenzo García

 

Viernes, 08 de Enero de 2010 20:55 laturutadeltitanic #. sin tema

..a vueltas con Boves.

20100102203634-boves009-1-.jpg

La efemérides espolea nuestro interés por las Américas. Y de resultas de ello vamos hallando documentos que no queremos dejar de compartir, en cuanto describen episodios que los españoles apenas conocen. Entre ellos, este escrito, que aparece en http://momentosespañoles.es/, y que nos permitimos transcribir:


El siglo XIX en Hispanoamérica: José Boves contra la insurgencia venezolana

A finales de 1813 en Venezuela los realistas han sido rechazados a la zona costera de Coro y Maracaibo, donde cuentan con el apoyo mayoritario de la población. A todo esto, Simón Bolívar ha lanzado su célebre decreto de "guerra a muerte" contra los peninsulares y los venezolanos partidarios del Rey, lo que da lugar a grandes matanzas de prisioneros dirigidas por el propio Libertador que en febrero de 1814 ordena la ejecución de 800 prisioneros en Valencia y sus lugartenientes, entre los que se distinguen Briceño y sobre todo Arismendi, que por orden de Bolívar ejecuta a un millar de españoles prisioneros en Caracas y La Guaira.

Pero mientras tienen lugar estos acontecimientos, se fragua, tanto a espaldas de los insurgentes como de los principales jefes de las fuerzas regulares realistas algo hasta ese momento casi inimaginable para todos: uno de los fenómenos más originales y terribles del conflicto americano. Se trata del movimiento organizado y dirigido por Boves en los Llanos del Orinoco.

Es José Tomás Boves (o Bobes) un español peninsular, nacido en Asturias y de origen muy modesto, establecido en esa región venezolana desde hace años. Sumado a las fuerzas realistas en los últimos tiempos de la lucha contra la primera república (en Venezuela), en la que ya toma parte en alguna acción, recibe un nombramiento, inicialmente poco más que simbólico, de oficial de Caballería de la Milicia urbana de Calabozo, una de las pequeñas poblaciones de los Llanos, y el encargo de movilizar una fuerza de caballería en esa región, actividad que inicia en agosto de 1813, tras separarse del contingente realista de Juan Manuel Cagigal.

Buen conocedor de la zona y de sus habitantes los llaneros, pronto su carisma y dotes de mando consigue reunir aproximadamente 700 de éstos; aunque el contingente crece a velocidad gracias a la activa recluta a que se entregan Boves y sus lugartenientes, empleando para la finalidad tanto argumentos políticos e ideológicos de servicio al Rey de España y combate contra la odiada oligarquía de la provincia, como promesas de carrera en el Ejército y participación en el botín de guerra; también duras medidas contra los prófugos y los desertores.

En octubre de ese 1813, ya con un millar de efectivos combatientes, de los que sólo unos sesenta son europeos, Boves actúa contra Calabozo. Con sus llamados "hombres vagos", gentes acostumbradas a una vida de corte selvático, infunde por primera vez temores a los jefes insurgentes.

 Poco después, el jefe militar español al servicio de los insurgentes, Juan Vicente Campo Elías, derrota a Boves en la sabana de Mosquitero y lleva a cabo diversas acciones punitivas contra las poblaciones y habitantes de los Llanos, que no consiguen sino favorecer la recluta de su oponente que improvisa todo lo necesario para la guerra que sostiene e igualmente todo tipo de pertrechos de utilidad bélica.

Recobrado enseguida de la derrota, en diciembre es él y sus llaneros quienes vencen en la reiteración de la batalla, ocupando Calabozo; ya reúne a tres mil hombres. Mientras, su segundo, Tomás Morales, capta en nuevas reclutas contingentes de cierta relevancia en la Pese al revés, Bolívar no acaba de dar importancia a este nuevo oponente, y desde esa actitud despreciativa hace pública su reflexión de que lo que no ha logrado contra sus fuerzas un ejército disciplinado como era el de Domingo Monteverde, no lo van a conseguir los contingentes que aparecen fantasmales y de improviso en la sabana apureña.

 Pero en esta ocasión Bolívar yerra en sus planteamientos. Las fuerzas de Boves, a las que su jefe entrena en el médano de Cazorla en marchas, cargas y combates, no paran de crecer y a lo largo de los primeros meses de 1814 obtienen sucesivos éxitos contra los insurgentes. En febrero, Rosete figura apocalíptica según los insurgentes, uno de los lugartenientes de Boves, derrota a Arismendi, y poco después el propio jefe del Ejército Real de Barlovento, título con el que se proclama y autoconcede el jefe realista José Tomás Boves desde finales del año anterior, combate en San Mateo contra Simón Bolívar.

El jefe realista cuenta entonces con aproximadamente 6.500 hombres, de ellos 4.000 de Caballería armados con lanzas; en cambio apenas dispone de artillería, únicamente seis piezas ligeras, cuando la proporción adecuada en la época se considera de tres piezas por cada mil efectivos humanos.

La acción de Boves en San Mateo facilita la recuperación de la iniciativa por parte de las fuerzas regulares realistas (los españoles peninsulares y aquellos seguidores del Rey Fernando VII en el continente americano, foráneos y autóctonos) que operan desde sus fortalezas en la costa.

En paralelo a estas maniobras bélicas, en febrero de 1814 tiene lugar en la región de Barlovento una sublevación de los esclavos de las haciendas en contra de las fuerzas republicanas (las de Simón Bolívar y otros jefes insurrectos contra el gobierno español). Asume la jefatura de este movimiento Juan José Navarro, que derrota a Arismendi y dirige una campaña en la retaguardia republicana que supone un nuevo inconveniente grave para las fuerzas de Bolívar.

 Las victorias de Boves presentan además el correspondiente efecto moral en los elementos favorables al mando realista en las zonas dominadas por los insurgentes, lo que se traduce en una agitación creciente con la subsiguiente aparición de guerrillas

En el mes de junio de ese 1814, Bolívar logra una victoria en Carabobo contra las fuerzas regulares de Cagigal, pero pocos días después es materialmente deshecho por Boves en la segunda batalla de la Puerta. Explotando el éxito, Boves ocupa en julio Valencia y Caracas, donde asume en la práctica las funciones de capitán general, ignorando ex profeso a Cagigal al cual, tras la victoria de la Puerta, ha enviado una misiva de la que se extrae el siguiente párrafo: "He recobrado las armas y el honor de las banderas que vuestra excelencia perdió en Carabobo". Boves se revelará en esta etapa y en su nueva faceta como un buen administrador de los territorios ocupados.

En los meses siguientes su ejército alcanza el máximo desarrollo. Cerca de 20.000 hombres, de ellos seis o siete mil operativos, organizados en regimientos de Caballería que constituyen la mayor parte del contingente de fuerza variable y vinculación a diversas poblaciones y zonas de los Llanos: Tiznados, el preferido por Boves, Guayba, Guardatinaja; lo que origina una útil emulación entre sus componentes. Boves dirige personalmente la Caballería, tomando parte en las cargas y en los combates cuerpo a cuerpo asumiendo el mayor riesgo, con resultado de heridas en varias ocasiones. Autores hostiles a su causa lo califican como el más grande jefe de caballería que haya conocido Venezuela.

    La Infantería, contando unos 2.500 hombres, está formada por dos regimientos a tres batallones cada uno, mandados por Guía Calderón y Manuel Machado, y el denominado Batallón de preferencia, mandado por Rafael López. En las marchas de esta tropa a pie se acostumbra a organizar un cuerpo de vanguardia, bajo el mando de Ramón González, que avanza doce horas por delante del grueso de la fuerza expedicionaria.

Boves también cuenta con partidas de guerrilleros, configuradas como unidades de guerrilla compuestas por indios y mestizos principalmente, actuando bajo su exclusiva dirección estratégica. En cambio, utiliza poco e indirectamente a los cimarrones (esclavos refugiados en los montes buscando su libertad), unos 25.000 en la Venezuela anterior a la revolución, y otros esclavos huidos al compás de los acontecimientos.

Los combatientes llaneros no lucen uniforme habitualmente. Van vestidos a la manera del país: calzón corto, sandalias, sombrero; los jinetes usan unas grandes espuelas características, y a guisa de escarapela una pluma negra o una oreja humana colgada del sombrero. También se decoran y anuncian con banderas negras, a diferencia de la blanca española del momento.

Dominada gran parte de la provincia, Boves inicia la creación de una flotilla que inicialmente sólo tiene un bergantín, bautizado General Boves. La flotilla en ciernes está financiada mayormente por particulares, al frente de los cuales figura un realista de origen vizcaíno, íntimo amigo del padre de Simón Bolívar.

Dadas las características de la lucha, las fuerzas de José Boves, el caudillo llanero, llevan a cabo frecuentes saqueos en las zonas o ciudades conquistadas donde hay para cometerlo; pues más bien tales saqueos quedan en intentos y limitados a los bienes de carácter mueble. Los bienes de auténtico interés propiedad de los insurgentes: los productivos, las fincas rústicas y urbanas, las explotaciones agrícolas, son confiscados por la autoridad realista y arrendados o vendidos en beneficio de la Hacienda de la provincia. Los premios de orden material que Boves entrega a aquellos de los suyos distinguidos en la lucha son de tipo simbólico o en relacionados con el servicio de armas: elección de los mejores caballos o armas capturadas y similares. Para Boves tampoco había réditos más allá de la satisfacción, pues nunca cobró un sueldo y años después se gestionará una pensión para su madre residente en Asturias.

La represión contra los insurgentes responde a la proclama de guerra a muerte proferida por Bolívar al comienzo de su campaña. Es usual la matanza de los jefes políticos y militares insurgentes vencidos y la de muchos oficiales. La generosidad para con los prisioneros es aleatoria, graciosamente dispensada por quien puede. Conviene recordar que la lucha en Venezuela ofrece el aspecto de una contienda social-racial en esta etapa de la guerra entre realistas e insurgentes-independentistas.

La circunstancia acaso curiosa para algunos que nos e aproximan a la realidad de la situación y los hechos cotidianos, es que los defensores del Rey de España encuentran su principal apoyo en los sectores populares de la población. Sectores que en el continente americano suman un porcentaje de indígenas y mestizos en diverso grado proporcionalmente superior al de las clases pudientes, acomodadas y dirigentes, que son en las que básicamente da inicio la insurgencia. Por supuesto, contando siempre con las excepciones en uno y otro bando.

Con la derrota de Bolívar la causa independentista en la provincia sucumbe. Las fuerzas de Boves actúan en las postrimerías de 1814 sobre la zona oriental, todavía en poder de los insurgentes, cuyos últimos restos a la defensiva son aniquilados.

Pero desgraciadamente para la causa realista, en la última batalla importante ya en el mes de diciembre, en Urica, Boves cae víctima de una lanzada al dirigir cual su costumbre una carga de su caballería. Le sucede en el mando su hasta entonces segundo, el canario Tomás Morales, que tomará parte en las sucesivas campañas en la provincia hasta la conclusión de la lucha regular.

José Tomás Boves, el taita, como le llamaron sus hombres, es una de las figuras más originales y merecedoras de estudio con las que contó el bando realista, y en general la contienda americana de emancipación. Al frente de su Ejército Real de Barlovento, pone fin a la segunda república venezolana (1813-1814) tras derrotar repetidas veces a Simón Bolívar y otros jefes secesionistas. Su temprana muerte a los treinta y un años supuso un sesgo importante, quizá decisivo, en el desarrollo de la misma.

Sábado, 02 de Enero de 2010 20:16 laturutadeltitanic #. sin tema


Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris